edición: 3070 , Martes, 20 octubre 2020
Oliu decide un `wait and see´ en los planes de fusión

El BCE valora como prudente el freno de Sabadell en la ronda de consolidación

logo En Fráncfort parecen haber entendido que no era necesario imprimir mayor velocidad al proceso de consolidación y que, por tanto, la fusión de Sabadell con otro candidato podía enfriarse y pasar al próximo año

Juan José González
La ronda fusiones bancarias que había comenzado a muy buen ritmo con el anuncio de unión de Caixabank y Bankia, y que había seguido (y sigue) la de Unicaja y Liberbank, parece haber solicitado un tiempo muerto. Quizá un exceso de inquietud por parte de algunas entidades y medios empresariales combinado con la alegría de los supervisores bancarios haya resultado una suma excesiva en un escenario que se mantiene en un estado de penumbra por el descontrol de una pandemia que está condicionando la vida y la actividad general. Así, parecen haber pasado las fusiones desde un estado de necesidad a otro de stop and go, a la vista de las dificultades de la economía. Pero no sólo de la economía sino también por dos motivos: por un lado, la ausencia de una posición clara de apoyo de las autoridades financieras escatimando ayudas y estímulos a la consolidación y por otro la sensación del sector a ser víctima de excesivas presiones del entorno, principalmente, de las autoridades. Repentinamente, Banco Sabadell parece haber sido el mejor lector de la situación reseñada y también el primero en comunicar un wait and see... ya veremos más adelante. Es cierto que la decisión de Josep Oliu, desmedida por parte de las autoridades como también desde otros medios empresariales, interesados en la posición de este banco en el diseño futuro de una fusión, parece la más oportuna y razonable, dada la actual situación de tensión política ambiental e incertidumbre sanitaria y económica reinante.
Leer más...

El Gobierno recortará 6.300 plazas de ofertas de empleo público en 2020 e incumple un acuerdo sindical

ICNR
Los sindicatos ya han alzado la voz ante el recorte de empleo público previsto para el próximo año que acaba de anunciar el Gobierno y que había sido pactado con los representantes sociales. El Ejecutivo aprobará una propuesta con 18.266 plazas (9.270 de nuevo ingreso y 8.996 de promoción interna), un recorte de 6.300 plazas de su oferta de empleo público respecto a lo pactado con los sindicatos.
Leer más...

Bruselas publica las previsiones 2020-2021 de la Eurozona con un déficit global cercano a un billón

logo Las previsiones del Gobierno español superan en un punto en materia de déficit a las de la Comisión

Carlos Schwartz
La Comisión Europea (CE) ha publicado las previsiones económicas de los 19 países de la eurozona cuyas proyecciones de déficit globales se quedan cerca del billón de euros con un incremento histórico, consecuencia de las medidas para atajar los efectos económicos de la crisis global profundizada por el estallido de la pandemia de la Covid-19. EL documento enviado por el Gobierno español establece un déficit de las administraciones públicas para 2020 del 11,3% del producto interior bruto (PIB) comparado con las previsiones de la CE que los estima en el 10,1%. Para el año próximo las estimaciones oficiales transmitidas a Bruselas son de un déficit del 7,6% del PIB mientras que Bruselas lo ha cifrado en el 6,7%. Es interesante el documento en la medida que centra la diana de los ingresos fiscales en “los impuestos corrientes sobre la renta y la riqueza” señalando que presentan un mejor comportamiento que los impuestos sobre la producción y las importaciones, la estimación del Gobierno es que ascenderán a 124.619 millones de euros frente a los 129.157 millones de euros de 2019, con una tasa de variación esperada de sólo el -3,51%.
Leer más...

Toque de Tentenublo

El BCE, sin receta para la mora

La banca lleva enviando hace tiempo mensajes al supervisor local en Cibeles que la próxima batalla de la guerra está situada en el frente de la morosidad. Y el Banco de España ha trasladado a su superior europeo la inquietud de sus supervisados por el problema que ya ha comenzado a coger forma e incluso volumen: la mora de los créditos al consumo ha emprendido su particular arrancada al ritmo del 5,6% en los primeros seis meses de pandemia, que equivale al mismo nivel que se registraba a mediados de 2014.

La mora es para el sector una variable que siempre preocupa, obvio, pues significa que la salud de la economía real -las familias y las empresas- no va del todo bien, al tiempo que ese estado se traslada, automáticamente, a la salud de las cuentas. Y la salud de la economía parece comprometida con las deudas de los hogares al alza, consecuencia de las obligaciones de pago corrientes y de la disminución de los ingresos.

Pero no sólo de las familias vienen las preocupaciones de hoy y problemas para mañana, sino también de las empresas, esas pymes de tanto orgullo hispano, también están dando síntomas de una deuda creciente. Las autoridades parecen hoy más preocupadas por la vida de la ciudadanía, que no por sus deudas. Y se muestra más volcada en resolver los problemas de las empresas: estas son las que emplean (y desemplean) pero son las que deben (ratio de deuda) casi el 81% del PIB frente al 61% de las familias.

Pero para la banca estos números son problemas de grueso calibre en tanto que obligan a subir provisiones que, en la medida en que las previsiones sean peores, más altas serán las provisiones. Una ecuación que, sin embargo, no está encontrando respuesta en los cuarteles de los supervisores, donde los técnicos echan las horas y se dejan dioptrías en el montaje de escenarios probables y los altos cargos políticos no dan con la receta adecuada que pueda servir a la banca para paliar los dolores provocados por la morosidad que se ya dejan notar en algunos rostros del sector. La banca no deja de funcionar porque tenga poco capital (preocupación primera del BCE) sino cuando aprieta la mora, como es el caso (y el escaso caso que le hace el supervisor al caso).

Leer más...
Observatorios

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...