A pesar de perder recaudación y aumentar deuda, las autonomías rebajaron los impuestos en 2009

Xavier Gil Pecharromán
Las comunidades autónomas han perdido en los dos últimos años una recaudación por el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de 22.277 millones de euros, ya que sufrieron el año pasado un descenso en la recaudación del 30% sobre los ingresos de 2008, y este año cayó un 14 por ciento en referencia con 2007.

Este grave problema para las arcas de las comunidades autónomas se multiplica si se tiene en cuenta que la cesión del 35% de IVA aportó más ingresos que los de Sucesiones y Donaciones, Patrimonio y Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados juntos.

Sin embargo, la contracción del gasto de las comunidades autónomas en el último trimestre del año 2009, llevará, seguramente la cifra del déficit de las Administraciones Públicas sea finalmente algo menor al 11,4%. Sin embargo, el dato tiene trampa, porque la deuda de la comunidades autónomas creció el pasado año un 25,85% hasta alcanzar los 86.280 millones de euros -casi doce puntos más que un año precedente-, en tanto que la de las corporaciones locales aumentó un 9%  -igual que el ejercicio anterior- hasta los 34.594 millones de euros, según los últimos datos publicados por el Banco de España.

Más de las dos terceras partes de la recaudación tributaria de las autonomías proviene de tributos parcialmente cedidos, como son el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y los Impuestos Especiales, Como era previsible, durante la negociación del nuevo sistema de financiación, las comunidades autónomas centraron buena parte de sus demandas en el aumento de los porcentajes de estos tributos a partir de 2010.

Otro asunto distinto es que a través de los mecanismos establecidos para establecer el nivel de ingresos de cada comunidad, éstas tengan que devolver el dinero en el año 2012, como consecuencia de los mecanismos compensatorios establecidos, tal y como  ha explicado el vicepresidente de la comunidad autónoma madrileña, Ignacio González. El artículo 21 del nuevo sistema, la Ley 22/2009, establece que el nuevo valor obtenido por el Fondo de Suficiencia Global producirá efectos desde el comienzo del ejercicio siguiente a aquel en que se haya efectuado la revisión.

El descenso en la recaudación también se ha producido en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, fundamentalmente en la modalidad referida a la compraventa de inmuebles o derechos reales entre particulares (Transmisiones Patrimoniales Onerosas) que ha caído un 36,27% en 2009 y un 47,3% en 2008, como consecuencia del hundimiento del mercado de viviendas usadas.

La capacidad normativa de las comunidades autónomas ha provocado también descensos importantes en algunas figuras tributarias, como por ejemplo el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, que prácticamente ha desaparecido en la mayoría de las autonomías. Extremadura es la única que no ha seguido esta tendencia y continúa gravando sin tipos reducidos y Cantabria ha vuelto a incrementar ligeramente su tipo, aunque muy por debajo de la tributación que tenía antes de iniciar la guerra de rebajas tributarias.

Y es en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) donde mayor descenso han experimentado, puesto que la recaudación ha caído vertiginosa en el Estado en los últimos ejercicios y la mayoría de los Gobiernos regionales no han modificado sus tipos para aumentar sus ingresos. Por el contrario, Madrid y La Rioja han establecido rebajas del 1% en la tarifa autonómica como parte de su política social para superar la crisis económica y Murcia y la Comunidad Valenciana lo han hecho en un 0,25%.

Según un reciente informe sobre la Fiscalidad Autonómica en 2010, elaborado por el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), las deducciones por adquisición de vivienda y los mínimos familiares han recibido infinidad de reducciones fundamentalmente dirigidas a los jóvenes, las personas con discapacidades y las familias numerosas.