Subasta de liquidez, la banca a prueba

BBVA pidió 11.000 millones al BCE y no los dedicará a comprar deuda

Se intensifican las dudas sobre el destino de la liquidez que subasta el BCE, y se cree que la utilización de las cantidades adjudicadas no es para comprar bonos
Fernando Romero

En el mercado ha causado una fuerte conmoción la cantidad de dinero solicitada por BBVA, equivalente a las necesidades para cubrir vencimientos para todo el próximo año, nada menos que 11.000 millones de euros y de golpe, de una sola vez.

Comienzan a conocerse las cantidades pedidas por los bancos ayer al BCE en su primera subasta de liquidez a 3 años. BBVA pidió 11.000 millones de euros y Sabadell 4.000 millones como colchón de financiación, según ha revelado en un informe Deutsche Bank.

Un analista del mercado, asegura que la cantidad solicitada por el BBVA equivale, más o menos, a la cantidad de deuda que le vence en 2012, mientras que en el caso de Sabadell la situación será similar. A la subasta acudieron igualmente, Banco Santander y Banco Popular, y ninguno de los dos han accedido a comunicar las cantidades solicitadas del BCE, dando pie a numerosas especulaciones de todo tipo, en particular las relativas al primer grupo, Santander, del que se sospecha que las necesidades de liquidez son cuantiosas para los próximos meses.

Tanto BBVA como Sabadell, han asegurado que el uso de esta facilidad de liquidez "no está diseñado para realizar el carry trade (pedir al BCE para comprar deuda soberana) y, por lo tanto, debería ser interpretado únicamente como un colchón de financiación en un contexto muy vólatil de mercados de financiación impredecibles", según un analista que sigue estos eventos.