CaixaBank, liderato y liderazgo

Alfonso Pajuelo
CaixaBank se ha instalado en el liderato y se encuentra cómodo. Contemplen ahora estos factores: saneamiento regulado, resuelto; posición de liquidez, holgada; recursos propios, reforzados;  integración de Banca Cívica, a término. Los factores de esta ecuación conducen a un claro resultado: CaixaBank quiere mantener el liderato y está en clara posición compradora para conseguirlo. De ahí al liderazgo sólo hay poco más que un gesto.

Pero hay dos factores de incertidumbre que introducir en la ecuación, no juntos pero sí de manera alternativa: Santander y BBVA. De las operaciones que hagan en el futuro inmediato dependerá el ranking bancario. Santander es el mejor posicionado para recuperar el primer puesto pero también es cierto que en la mano de CaixaBank está reaccionar y volver a invertir la clasificación. De hecho, como ya hemos visto, está en una mejor posición que el grupo cántabro para afrontar operaciones corporativas.

En cuanto a BBVA, pues no está en ninguna quiniela aunque pude saltar la sorpresa. No es probable pero sí posible. Por lo que respecta al liderazgo, ninguno de los dos puede acceder a él, especialmente por el riesgo sucesorio. Ambos bancos mantienen abierta esa incógnita porque a nadie se le pasa por la cabeza que los segundos puedan acceder al ascenso.  Esa cuestión parece resuelta en CaixaBank. Un riesgo menos y una opción más.