Caso Banco Vaticano: Soto, vicepresidente de Santander, es miembro del consejo

Manuel Soto, vicepresidente de Santander, forma parte del Consejo de Superintendencia del Banco del Vaticano, investigado por las autoridades ante un supuesto lavado de dinero. El presidente de la entidad italiana, Ettore Gotti Tedeschi, fue hasta el año pasado máximo responsable de Santander Italia y ahora es presidente honorífico, según informa el portal financiero Invertia.com.

La policía italiana confiscó este martesr 23 millones de euros de una cuenta registrada al banco del Vaticano en la entidad Credito Artigiano. Según Il Sole 24 Ore, la unidad de inteligencia del Banco de Italia suspendió el día 15 de este mes dos transferencias desde esa cuenta ante la sospecha de que se estaban vulnerando las leyes de blanqueo de capitales. Una era a JPMorgan (20 millones) y la otra a Banca del Fucino.

El Vaticano estaba “perplejo y sorprendido” por la investigación, y ofreció su total respaldo a Gotti Tedeschi y Paolo Cipriani, director general del banco, cuyo nombre oficial es Istitute Per Le Opere di Religione (IOR). Gotti Tedeschi declaró en la RAI, la televisión pública, que estaba “humillado y mortificado” por estas noticias, que llegan justo cuando está implementando nuevos procedimientos de transparencia.

Manuel Soto Serrano (1940), vicepresidente cuarto de Santander, consejero y presidente de las Comisiones de Auditoría y Cumplimiento y Miembro de Nombramientos y Retribuciones y de Tecnología, Productividad y Calidad, entró en el Consejo de Superintendencia de IOR en septiembre de 2009. Misma fecha en la que Gotti accedió a la presidencia tras varios años como máximo responsable de Santander Consumer.

Según información recopilada en el portal Zenit, vinculado a la Iglesia Católica, el Consejo de Superintendencia tiene la responsabilidad de la administración y la gestión del instituto, así como la de la vigilancia y supervisión de sus actividades en el ámbito financiero y económico operativo. Es decir, realiza las mismas funciones que un consejo de administración al uso.

Sus miembros deben ser cinco laicos de reconocida experiencia económica-financiera, nombrados por cinco años, renovables, por la Comisión Cardenalicia, explica Zenit. Las reuniones son cada tres meses y en ellas se formulan las líneas de política general del banco, se examinan y aprueban las cuentas y se supervisan los planos financiero, económico y operativo.

El vicepresidente de Santander, licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, forma parte del consejo del banco cántabro desde 1999. Además, es vicepresidente no ejecutivo de Indra y consejero no ejecutivo de Cartera Industrial REA, según la WEB de Santander, en la que no se menciona su cargo en IOR. También fue presidente del Consejo Mundial de la auditora Arthur Andersen.

Una portavoz de Santander explica a este portal que la política de comunicación del grupo es no hacer comentarios sobre este tema. En todos los registros consta que Soto Serrano continúa formando parte del organigrama del banco vaticano desde su elección el año pasado.

Además de Soto Serrano y Gotti Tedeschi, el Consejo de Superintendencia está compuesto por Carl Anderson, Caballero Supremo de los Caballeros de Colón (EE UU), según Zenit, Giovanni De Censi, presidente del banco Credito Valtellinese (Italia) y el alemán Ronaldo Hermann Schmitz, vicepresidente de IOR.

IOR fue fundado en 1942 por el papa Pio XII para gestionar las finanzas vaticanas, por lo que rinde cuentas directamente a la Santa Sede. El instituto estuvo también en el centro de un escándalo que llevó a la quiebra a Banco Ambrosiano en 1980, el cual tenía fuertes vínculos con el Vaticano.