Citigroup gana un 6,3% más en 2011, a pesar de reducir un 11% su beneficio en el cuarto trimestre

Citigroup obtuvo un beneficio neto atribuido de 11.276 millones de dólares (8.878 millones de euros) en 2011, lo que supone una mejora del 6,3% respecto a 2010, a pesar de que en el cuarto trimestre del ejercicio la entidad ganó un 11% menos, lastrada por las pérdidas en su división de valores e inversión.

La cifra de negocio del tercer mayor banco de EEUU por volumen de activos sumó 78.353 millones de dólares (61.695 millones de euros), un 9,5% menos, en gran medida por la reducción del tamaño de su división Citi Holdings, que agrupa los activos no estratégicos y listos para ser desinvertidos, cuyos ingresos bajaron un 33%, mientras que los de CitiCorp disminuyeron un 1,5%.

Por otro lado, Citigroup logró reducir un 50,8% el importe destinado a cubrir el coste del crédito, que en el conjunto de 2011 ascendió a 12.796 millones de dólares (10.075 millones de euros).

"Claramente, el entorno macroeconómico ha afectado a los mercados de capitales y continuaremos adaptando el tamaño de nuestro negocio para ajustarnos al entorno", dijo el consejero delegado de Citi, Vikram Pandit, quien subrayó que "la mayor parte de la reducción de los ingresos se debió al redimensionamiento en curso de Citi Holdings, que ha rebajado sus activos en 90.000 millones de dólares (70.866 millones de euros)".

No obstante, los resultados de Citigroup en el cuarto trimestre de 2011 reflejan el empeoramiento de las condiciones en los mercados. De hecho, el beneficio atribuido de la entidad retrocedió un 11% respecto al del mismo periodo de 2010 y un 69% respecto al tercer trimestre de 2011, hasta 1.165 millones de dólares (917 millones de euros).

La cifra de negocio de la entidad entre octubre y diciembre se situó en 17.174 millones de dólares (13.522 millones de euros), un 6,5% menos, con un descenso del 2% de los ingresos de Citicorp y del 30% en el caso de Citi Holding.

Por otro lado, la entidad estadounidense logró reducir un 41% la partida destinada a cubrir el coste del crédito, hasta 2.874 millones de dólares (2.262 millones de euros).

En concreto, la división de banca de consumo regional ganó un 8% más, mientras que la unidad de transacciones redujo un 11% sus ganancias y la de valores y banca registró pérdidas de 163 millones de dólares.