Del Bosque encaja las primeras críticas como campeón

Antonio Cubero
Las crónicas, análisis y comentarios de la prensa deportiva de nuestro país sobre el partido Argentina-España coinciden en señalar al seleccionador nacional, Vicente del Bosque, como principal responsable del batacazo sufrido por los campeones del mundo en el Monumental con una dolorosa y abultada derrota, tropiezo que, sin embargo, parece haber hecho más mella en los aficionados y medios periodísticos que en los propios protagonistas encabezados por el técnico salmantino.

La alineación inicial que saltó a la cancha del Monumental con seis jugadores no habituales en el once titular, dejaba ver claro el mensaje de Del Bosque de que se trataba de un amistoso. Una titularidad que era como un premio para quienes supieron asumir con sacrificio y humildad el ostracismo de la suplencia durante el Mundial de Sudáfrica, además de evitar riesgos con otros internacionales con el rol de ‘titularísimos’ en estos comienzos de una temporada en la que apenas han tenido tiempo de llevar a cabo una adecuada preparación.

Los cambios ‘dadivosos’ planificados por Del Bosque, sumados a la baja de Puyol, llevaron a La Roja a una despersonalización excesiva y falta de ajuste en su defensa, sobre todo en los primeros 45 minutos, con tres suplentes –Monreal, Marchena y Arbeloa- en la línea de cuatro, en la que Piqué era el único teórico titular.

Ahí sí se le puede hacer un reproche a Del Bosque. Pero quizá seamos demasiados injustos con quien siempre hace lo que cree que debe hacer, siempre con sensatez y sin que le tiemble el pulso ante la presión de los clubes. Entonces, ¿quién le puede discutir que prefiriera valorar más el partido oficial de Liechtenstein que el amistoso de Buenos Aires?

A Del Bosque hay que seguir respetándole como el seleccionador de la concordia que ha demostrado ser. Tanto en los peores momentos como en los buenos donde no es fácil saber comportarse con humildad. Para bien -la conquista de nuestra primera estrella mundialista-, o para mal –esta amarga derrota ante Messi y compañía-.