El diferencial de deuda entre EE UU y Alemania, en máximos de 2006

ICNr
Las políticas monetarias acentúan la brecha que separa las deudas de EE UU y Alemania. El diferencial, favorable a la mayor economía de la eurozona, se amplía hasta los 110 puntos básicos, sus cotas más altas desde 2006. Los inversores retoman su apetito por la deuda alemana, en medio de las dudas que genera el rally bursátil de 2013 y del inicio de 2014. El resultado es una nueva caída en la rentabilidad del bund. El interés del bono alemán a diez años se enfría al 1,7%. En el arranque de 2014 llegó a rozar el nivel del 2%. 

Estos descensos contrastan con las subidas en la rentabilidad de la deuda de la mayor economía mundial. El bono a diez años de EE UU supera el 2,8%. A pesar de compartir políticas de tipos cero, la brecha entre las deudas de los dos países aumentan, y alcanza los 110 puntos básicos, sus cotas más elevadas desde el año 2006. 

La brecha se ha ampliado con las diferencias en las políticas monetarias de ambas economías. La Reserva Federal de Estados Unidos inició en diciembre su estrategia de salida de la crisis al comenzar el repliegue de su programa de compra de deuda. La próxima semana la Fed podría dar continuidad a este repliegue. Por el contrario, el Banco Central Europeo mantiene en lista de espera varias medidas extraordinarias con las que introducir nuevos estímulos a los mercados europeos.