El Gobierno alemán preparará un proyecto de ley sobre fondos tóxicos para mayo

El Gobierno alemán elaborará durante las próximas dos semanas un proyecto de ley relativo a la gestión de los fondos bancarios considerados tóxicos y para el que aún se estudian varias posibilidades.

Así lo anunció  ayer el ministro de Finanzas, Peer Steinbrück, tras reunirse con el de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg; el vicecanciller Frank-Walter Steinmeier, el presidente del Bundesbank, Axel Weber y el jefe del fondo de rescate estatal SoFFin, Hannes Rehn.

Según el portavoz gubernamental, Ulrich Wilhelm, hasta mediados de mayo se analizarán posibles modelos para la creación de uno o varios "Bad Banks" que asuman esos fondos, que gravan los balances y la actividad de los institutos crediticios germanos.

El Ejecutivo espera que el proyecto de ley definitivo pueda entrar en vigor, tras ser aprobado por el Parlamento, antes de que termine la actual legislatura el próximo mes de septiembre.

La Confederación de la Banca Alemana instó ayer al Gobierno alemán a la creación de un "Bad Bank" en el que depositar todos los fondos considerados tóxicos que, según su presidente, Andreas Schmitz, reduce el capital propio de los institutos y su capacidad de conceder créditos.

Según las previsiones de los expertos, los fondos tóxicos de la banca alemana alcanzan un volumen de entre 200.000 y 500.000 millones de euros.