El Gobierno rechaza un arbitraje en las participativas de la CAM

El Ejecutivo argumenta que ya no tiene vinculación alguna con la entidad.

Hace casi seis años y medio desde que comenzaron a cotizar las cuotas participativas de la quebrada Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) a 5,75 euros. Unos 50.000 inversores compraron este producto, que era similar a unas acciones, pero emitidas por una caja de ahorros. Tras la quiebra de la entidad, las cuotas pasaron a valer cero y perdieron todo lo invertido, en total 292 millones.

Desde entonces, los afectados han intentado que el Gobierno, la Generalitat o el Banco de España establezca un sistema para indemnizarles o les conceda una salida arbitrada, como ha ocurrido con las cuotas participativas de otras cajas quebradas. Hace unos días, el Gobierno respondió a una pregunta del PSOE negando cualquier posibilidad de arbitraje porque dice que no tiene ninguna participación en la CAM, que fue vendida al Banco Sabadell por un euro, tras inyectarle 5.249 millones en ayudas.