El número de desempleados en Francia sube un 1,2% en abril y marca un nuevo récord histórico

ICNr
El número de desempleados en Francia aumentó en abril un 1,2% respecto al mes anterior, lo que eleva la cifra hasta su nivel más alto de la historia por segundo mes consecutivo, según los datos publicados por el Ministerio de Trabajo, Empleo, Formación Profesional y Dialogo Social de Francia.

En concreto, la cifra de desempleados ascendió en el cuarto mes del año hasta las 3.264.400 personas, 39.800 más que el mes anterior. En comparación con el mismo mes del año pasado, cuando el número de parados era de 2.902.700 personas, la cifra se ha incrementado un 12,5%.

Con este repunte registrado en abril, la economía francesa acumula un total de 24 meses consecutivos de incremento del número de desempleados desde el mes de abril de 2011.

Por su parte, el número de desempleados menores de 25 años aumentó un 2% en abril respecto a marzo, hasta las 562.200 personas, mientras que en comparación con el mismo mes de 2012 ha repuntado un 12,7%.

Por sexos, el número de hombres desempleados subió un 1,1% respecto al mes anterior y un 13,7% respecto a abril de 2012, mientras que el de mujeres se incrementó un 1,4% y un 11,1%, respectivamente.

El Ministerio también informa, sin embargo, que el número de ofertas de trabajo recibidas en las oficinas de empleo aumentó un 7% frente a marzo, aunque descendió un 8,9% en términos interanuales. En concreto, las ofertas para empleos de más de seis meses subieron un 6,2%; para los de una duración de uno y seis meses, un 8,3%, y para trabajos de menos de un mes, un 5,7%.

EL PARO SEGUIRÁ SUBIENDO

En un comunicado, el Ministerio señala que esta evolución del desempleo está en línea con la de los últimos cinco años, y admite que está tendencia negativa "se prolongará durante los próximos meses", antes de que el Gobierno logre, "con la movilización de todos los actores y todos los instrumentos, invertir la curva del paro a finales de año".

"Es la movilización de todos, a todos los niveles, lo que permitirá a nuestra sociedad reducir el paro mediante todas las formas posibles de creación de empleo. Es un deber que tenemos con los jóvenes, las mujeres y los hombres de nuestro país que aspiran a recuperar la confianza en el futuro", añade.

En este sentido, señala que diez meses después de la gran conferencia social de julio de 2012, los instrumentos recogidos en la hoja de ruta elaborada tras el encuentro ya están en marcha, y apunta que la reunión de 2013, que se celebrará los próximos 20 y 21 de junio, fijará la agenda para el próximo año.

Entre sus "ambiciosos objetivos", estará movilizar a todos los actores en favor del empleo y la formación, mejorar las condiciones de trabajo y salud laboral, avanzar en las propuestas de Francia crear una "ambición social" en Europa, renovar y salvaguardar el sistema de pensiones y modernizar la acción pública.