El Banco de España aplaza sin fecha la nueva norma de seguridad en pagos electrónicos

ICNR
La moratoria en la aplicación de la norma será, previsiblemente de un año como mínimo y se produce en varios países de la Eurozona con la opinión favorable de la EBA.
El Banco de España deja sin fecha la entrada en vigor de la nueva norma de seguridad en pagos electrónicos que debería ser efectiva el próximo sábado 14. El supervisor ha confirmado que dará más tiempo a los proveedores de estos servicios para adaptarse a los requerimientos de la normativa PSD2. Aunque no ha puesto fecha tope para el cambio, aunque se especula con un margen mínimo de un año.

La prórroga se ha decidido atendiendo la opinión favorable de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) del pasado 21 de octubre, donde se reconocía "la complejidad de los mercados de pagos en la Unión Europea y la necesidad de acometer cambios que permitan a los emisores aplicar la autenticación reforzada del cliente”.

La normativa PSD2 requiere que los pagos electrónicos requieran de una doble autenticación de la identidad de los usuarios, entre otras medidas. El objetivo es “mejorar la seguridad de los pagos y reducir el fraude” en el proceso de certificación de la identidad del comprador.