El Banco de España mantiene su previsión de crecimiento hasta 2021 y el déficit medio punto por encima del compromiso del Gobierno

ICNR
Eleva hasta el 2,5% su previsión de déficit para este año y confirma en sus nuevas previsiones la debilidad con la que la economía española afronta los próximos años.
El organismo mantiene que el país crecerá un 2% este 2019, el 1,7% en 2020 y el 1,6% en 2021, y añade un 1,5% para 2022, lo que da continuidad a una expansión basada en la recuperación gradual del mercado exterior y en la fortaleza de una demanda interna ayudada por la bajada del petróleo.

La entidad avisa, sin embargo, de que persisten también los riesgos a la baja, fundamentalmente por eventuales amenazas en el contexto exterior, pero también por la incertidumbre política en el ámbito nacional, donde no ve los elementos necesarios para retomar la consolidación fiscal ni para impulsar el crecimiento de la economía.

En este contexto, el Banco de España ha elevado en una décima, hasta el 2,5% del PIB, la desviación del déficit público para 2019, medio punto por encima de la meta comprometida por el Gobierno, lo que implicaría una corrección nula respecto a 2018, de acuerdo con la proyecciones macroeconómicas publicadas por la entidad.