El BCE quiere incorporar los riesgos por el cambio climático a los test de estrés

ICNR
Discutirá en los próximos trimestres las implicaciones del cambio climático para la política monetaria.
"Es algo a lo que estamos prestando mucha más atención, especialmente en términos de estabilidad financiera", dijo Luis de Guindos, vicepresidente del supervisor, para quien el cambio climático "involucra a muchos actores y los bancos centrales tienen que desempeñar un papel".

El cambio climático se está convirtiendo en una cuestión cada vez más importante para los bancos centrales ante la creciente demanda de inversiones que sean sostenibles desde un punto de vista medioambiental. De Guindos señaló que "hemos comenzado a considerar incluir los riesgos potenciales del cambio climático en el escenario adverso de las pruebas de estrés". No obstante, aún no está completamente desarrollada una metodología para calcular los riesgos relacionados con el cambio climático por lo que es improbable que esta cuestión vaya a incluirse en las pruebas que realizará el próximo año la Autoridad Bancaria Europea (ABE) pero sí podría usarse en las de 2022.