El CES pide impulsar la industria con un Pacto de Estado y medidas en fiscalidad, formación y energía

ICNR
El Consejo Económico y Social (CES) ha reclamado impulsar la industria en España con un Pacto de Estado, una ley específica para establecer un marco regulatorio "más claro y estable" y medidas de carácter fiscal, formativo y energético. Así, este organismo ha elaborado a iniciativa propia el informe 'La Industria en España: Propuestas para su desarrollo', en el que traslada sus recetas para fortalecer este sector, pues considera que esta tarea "es condición indispensable para aunar crecimiento, empleo, sostenibilidad medioambiental, cohesión social y vertebración territorial".
El CES considera necesario que la industria cuente con un ministerio propio en el próximo Ejecutivo de coalición, pues cree que la política industrial debe situarse "en el nivel más alto de la estructura de Gobierno, garantizando la coordinación de políticas energéticas, infraestructuras de transporte o innovación".

MÁS EXIGENCIAS ANTE DESLOCALIZACIONES Y FACILITAR RETORNOS

Entre las medidas que, considera el CES, deben adoptarse, está la de aumentar las exigencias a las empresas de multinacionales de terceros países que reciban fondos públicos para prevenirse de la deslocalización y aumentar el plazo de garantía del empleo tras la recepción de estas ayudas.

Asimismo, también pide facilitar que las empresas deslocalizadas puedan deshacer el camino y vuelvan a instalarse en España, como ya hacen países del entorno, y exigir a empresas europeas deslocalizadas el cumplimiento de condiciones sociolaborales y medioambientales de la Unión Europea (UE), con cláusulas de garantía en los tratados comerciales que se firmen.

A nivel comunitario, pide favorecer la creación de grupos empresariales fuertes "capaces de revertir la actual pérdida de influencia estratégica frente a los líderes tecnológicos de matriz estadounidense y china", una "formación específica de industria" en el Consejo Europeo y la fijación de objetivos más concretos y mecanismos de coordinación para combinar los diferentes instrumentos de financiación a este sector.

PARTICIPAR EN LA PRODUCCIÓN 'VERDE'

El CES pide también trabajar para que empresas tractoras vinculadas a grandes grupos multinacionales establezcan o refuercen sus centros tecnológicos en filiales españolas, favorecer la captación de proyectos de inversión en sectores de alto contenido tecnológico.

También sugiere que, de cara al desarrollo de las energías renovables, se adopte una cuota de participación de fabricantes españoles en las nuevas plantas de generación y que en las zonas de reconversión se incentive la instalación de las fábricas para producir sus componentes.

ALTERNATIVAS PARA RECONVERSIÓN DE FÁBRICAS

Para favorecer la innovación en los centros productivos, el CES plantea acordar planes industriales y sociales alternativos con la posible reconversión del centro de generación con tecnologías renovables, el impulso a la digitalización en la industria y aumentar el trabajo conjunto entre el sector público y privado de I+D+i, incluyendo universidades y centros de investigación.

En este sentido, pide un aumento "sostenido" y estable de la inversión para garantizar la continuidad de los proyectos, la estabilidad laboral de los investigadores y un sistema de incentivos y compra pública innovadora.

SACAR DE LA FACTURA EL COSTE DE LAS RENOVABLES

En materia energética, el CES plantea sacar del sistema eléctrico costes ajenos al propio suministro, para que las ayudas a las renovables no se financien en la factura, sino en los Presupuestos Generales del Estado, mejorar las interconexiones y propiciar contratos de largo plazo con los grandes consumidores.

Para la gran industria, pide completar el Estatuto electrointensivo con medidas que permitan mitigar el coste energético, compensar las subvenciones a las renovables, medidas de apoyo a la cogeneración de alta eficiencia y una ley de cambio climático que priorice la reducción de emisiones y los costes energéticos.

MEJORAR LAS AYUDAS E INCENTIVOS A LA INVERSIÓN

Respecto a la fiscalidad, el CES pide un "marco integral sencillo y coherente" de fiscalidad medioambiental, donde se refuerce el papel del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y una mejora en el sistema de incentivos a la inversión industrial.

En este sentido, propone mejorar su atractivo, equilibrar las ayudas directas, mejorar las condiciones del mercado en los préstamos bonificados, ofrecer ventajas fiscales concretas y priorizar los apoyos públicos a la empresa mediana, particularmente las 'scale ups' que facturen entre 20 y 500 millones.

El CES quiere que los apoyos públicos se centren en aquellas fases de la cadena de valor que supongan una mayor aportación al valor añadido, y cita la centrada en la innovación y en la distribución. Para aumentar el tamaño de las empresas, defiende apoyar procesos de crecimiento y concentración, pero también analizar qué umbrales regulatorios pueden desincentivar este crecimiento, con una reforma para que no sea un obstáculo.

FORMACIÓN, DIGITALIZACIÓN

En esta nueva estrategia digital, el CES también aboga por mejorar las infraestructuras de transporte, ampliar los intercambios modales, regular la fiscalidad de las plataformas digitales, tutelando la protección de sus trabajadores, evitar la consolidación de mercados que considera "cuasimonopolísticas", y desarrollar una estrategia formativa en competencias digitales.

En este sentido, aboga por actualizar la educación académica reglada para orientarla a una mayor empleabilidad, alinear las políticas de formación con la política industrial, la transformación digital, la I+D+i, la transición ecológica y programas de formación en competencias profesionales. Así, pide incorporar al sistema educativo "capacidades inherentes a actividades innovadoras", con especial atención a la captación de mujeres en estas titulaciones.