El Tesoro comienza este jueves con las emisiones de deuda con bonos a tres, cinco y 15 años

ICNR
El organismo celebrará el próximo jueves, día 9, las primeras subastas de deuda, después de haber ahorrado durante el pasado ejercicio hasta 2.371 millones de euros en pago de intereses gracias a los precios históricamente bajos y por haber efectuado la emisión más baja desde el año 2007.
El día 9 colocará Bonos del Estado al plazo de tres y cinco años, y Obligaciones a quince años normales, y a quince años indexadas al índice de precios al consumo (IPC) armonizado ex-tabaco en la zona euro, según la convocatoria publicada este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En las últimas operaciones el interés de la deuda repuntó levemente, en línea con la ligera recuperación del euríbor, aunque muchas de las referencias a plazos de hasta tres y cinco años se mantuvieron aún con rentabilidades negativas e históricamente bajas.

En la última subasta de Bonos a tres años, celebrada el 17 de octubre y que servirá de referencia para la operación de esta semana, el Tesoro captó 1.066 millones de euros a un interés marginal del -0,430%. El marginal se situó en el -0,064% en la subasta de Bonos a cinco años, celebrada el 5 de diciembre pasado y con la que colocó 1.622 millones de euros en títulos.

En Obligaciones a quince años captó algo más de 1.035 millones en la operación celebrada el 7 de noviembre, con un tipo de interés marginal del 0,705%. En Obligaciones a quince años indexadas, la última operación tuvo lugar el 9 de mayo y emitió 482,02 millones a un tipo de interés marginal del 0,257%.

El organismo dependiente de Economía priorizó el pasado año reducir el volumen de deuda en circulación gracias a la menor necesidad de financiación del Estado y el acceso progresivos de las comunidades autónomas al mercado. En concreto efectuó una emisión neta por valor de 19.960 millones de euros, un 41,8% inferior a los 34.277 millones colocados durante el ejercicio 2018 y un 42,9% menor a los 35.000 millones previstos inicialmente en su estrategia para el ejercicio 2019.

Se trata de la menor emisión neta desde el año 2007, y gracias a los favorables precios a los que efectuó las colocaciones logró ahorrar 2.371 millones de euros en el pago de intereses de la deuda.

Su emisión bruta de deuda se situó, en concreto, en 192.814 millones, un 9,5% menos respecto a los 212.964 millones efectuados durante el ejercicio 2018, convirtiéndose así en la primera vez desde 2011 que baja de los 200.000 millones.