Enel eleva un 8,3% sus ingresos en 2011 y no pagará dividendo en 2012

Enel alcanzó unos ingresos de 79.500 millones de euros durante 2011, un 8,3% más que en el ejercicio anterior, y ha decidido no repartir dividendo a cuenta con cargo al ejercicio 2012, según los resultados provisionales publicados por la compañía.

La compañía registró un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 17.700 millones de euros, un 1,1% superior al de 2011, y acumula una deuda de 44.600 millones, ligeramente inferior a los 44.900 millones al cierre de 2010.

El aumento de los ingresos responde a la mejora en el área de generación y comercialización de electricidad, así como a las ventas de electricidad en los mercados foráneos.

En el caso del Ebitda, el incremento responde a la contribución de la división de infraestructuras y redes, así como de las renovables y de la actividad de mercado. Estas mejoras quedaron parcialmente compensadas por la reducción de los márgenes en los negocios de generación en Iberia e Iberoamérica.

El consejero delegado de la compañía, Fulvio Conti, destacó la capacidad del grupo para mejorar el Ebitda y algunas de las principales fortalezas de Enel, entre ellas su diversificación geográfica y tecnológica.

Pese a la decisión de no repartir dividendos a cuenta con cargo a 2012, el grupo italiano tiene previsto pagar el 21 de junio un dividendo complementario a sus accionistas correspondiente al ejercicio 2011.