Fainé asegura que no le interesa vender la participación de La Caixa en Repsol

ICNr
El presidente de La Caixa, Isidre Fainé, aseguró este viernes en la presentación de resultados de la entidad que su postura como accionista de Repsol, que se remonta a quince años atrás, pasa por procurar el bien de la compañía, apoyar "propuestas razonables" y enfatizó que las relaciones con el presidente, Antonio Brufau son inmejorables, y con Luis del Rivero, presidente de Sacyr, -primer accionista de la petrolera cn el 20%- desde el punto de vista profesional y como cliente, también.

Tanto Fainé como el director general de La Caixa, Juan María Nin, intentaron esquivar las insistentes cuestiones sobre las relaciones actuales que existen en el seno de Repsol alegando, precisamente, que las decisiones y observaciones tienen que hacerse dentro la misma compañía.

Fainé quiso dejar muy claro que a La Caixa no le interesa vender su paquete en Repsol, como tampoco se ha planteado vender la participación en la petrolera que tiene con Caixa Cataluña -que sí barajó esta posibilidad- a través de la sociedad Repinvest. "Las cosas son como son; nosotros no decidimos vender, no pusimos nuestro paquete en venta; esta es la pura verdad", insistió.

Al preguntársele por si Antonio Brufau sería buen presidente de Gas Natural, Fainé se limitó a recordar que Brufau ya fue en su día un buen presidente para la gasista y ahora es un buen presidente de Respol, y aprovechó para expresar su plena confianza en el equipo directivo de la compañía y en su presidente.

Fainé recordó que el papel de La Caixa en Repsol pasa por procurar el bien de la compañía y no por intentar solucionar nada.