Finanzas

En Estados Unidos lo saben hacer. Andan escandalizados por los sueldos de las grandes directivos, sobre todo de bancos con ayudas públicas, y no es para menos. Pero parece que hay interés en sobreponderar -que diría el broker- para distraer la atención sobre problemas mucho más graves que pueden volver a dar sustos a no pasar mucho tiempo. Es la recuperación de la operativa bancaria que puso de cabeza al sistema financiero mundial y que realmente no ha sido todavía regulada. A Obama le han parado los pies en numerosas ocasiones y lo cierto es que legislación nueva al respecto hay más bien poca. Muchas palabras y muchas criticas presidenciales, algunas de ellas realmente agresivas, pero todo sigue igual en el sentido de que podrían volver a repetirse algunas operaciones. De hecho, las actividades propias de la banca de inversión están repuntando con buenos rendimientos empresariales mientras el mercado sigue sin estar regulado. Y esto si es importante.