Fitch eleva un escalón el rating de Bankia por la reducción de activos problemáticos

ICNR
La agencia ha subido un peldaño la nota de la entidad financiera desde BBB- a BBB con perspectiva estable, y subraya el éxito de la fusión con BMN.
La mejora de la calificación financiera de Bankia, con la revisión al alza del rating a largo plazo de la entidad, se iguala a la otorgada por S&P Global y DBRS. La agencia, sin embargo, ha rebajado la perspectiva del banco, que pasa de positiva a estable.

Fitch atribuye esta mejora del rating al esfuerzo realizado por la entidad para reducir sus activos problemáticos. En este sentido, destaca el acuerdo alcanzado a finales del pasado mes de diciembre con Lone Star para traspasarle una cartera de inmuebles y créditos hipotecarios dudosos con un valor bruto de 3.070 millones de euros. A esta operación se suman el recorte de 3.200 millones de manera orgánica a lo largo de 2018 y el compromiso de reducir en otros 2.900 millones sus activos problemáticos durante este año.

La agencia de rating destaca también el fortalecimiento que ha supuesto para Bankia su fusión con BMN, una operación que, según Fitch, se ha hecho con rapidez y sin complicaciones; su "sólida" capitalización posterior a la integración, y unos niveles de financiación y liquidez "adecuados", así como unos niveles de capital "satisfactorios". 

La firma de rating ha resaltado también que la rentabilidad de la entidad "está mejorando gradualmente" impulsada por el aumento de la actividad comercial de Bankia en negocios más rentables, como el segmento de pymes y los créditos al consumo, y en negocios de gestión de activos basados en comisiones.