Hochtief (ACS) logra obras de la conexión subterránea entre Hong Kong y China por 890 millones

Hochtief se ha adjudicado un contrato de obras de la conexión ferroviaria subterránea que se construye entre Hong Kong y China por importe de 890,3 millones de euros, según informó la compañía controlada por ACS.

Se trata del tercer contrato que la compañía germana consigue en la construcción de este 'macroproyecto' ferroviario, con lo que ya suma obras en el mismo por valor de unos 1.500 millones de euros.

El 'Link Express Rail' pretende convertirse en la puerta de entrada a China desde Hong Kong, una vez esté listo en 2015. La línea, que unirá las ciudades de Guangzhou, Shenzhen y Hong Kong, aspira a transportar unos 100.000 pasajeros diarios.

El contrato logrado ahora por Hochtief consiste en la construcción en Kowloon de la estación de la línea. La terminal contará con quince andenes, instalaciones para el control de inmigración, salas de embarque y tiendas libres de impuestos, entre otras dotaciones.

Hochtief se ha hecho con este contrato a través de su filial australiana Leighton y en un consorcio que controla al 50%. El grupo iniciará este mismo mes las obras.