Iberdrola

La sobredemanda es la mejor señal para una compañía que solicita dinero. Los inversores norteamericanos han reaccionado solicitando en más de tres veces los 2.000 millones de dólares en bonos que la eléctrica solicita en aquel mercado y buena acogida también de los inversores en Bolsa. Para Iberdrola las cosas van viento en popa: en el último año y medio ha solicitado 7.500 millones de euros y cuenta con una liquidez de 11.000 millones.