PALMAS para Iberdrola Renovables, que hoy se mostró como el único ‘valor refugio’ del selectivo español. Su negocio eólico en Estados Unidos y los retornos fiscales del Plan Bush le pronostican un futuro de leche y miel a sus accionistas.