Informe Anual 2010

La integración de la ética y la lucha contra la corrupción protagonizan la gestión responsable de Ferrovial

Beatriz Lorenzo

Mientras la Responsabilidad Social trata de desligarse lentamente de conceptos como la filantropía, las compañías siguen viéndose en la necesidad de luchar contra varios enemigos comunes, eternos males endémicos

Entre ellos, la corrupción, los sobornos y la escasez de la integración de la ética como ingrediente corporativo. Así las cosas, las principales empresas empiezan a dar pequeños casos para mejorar la situación. El recientemente presentado Informe Anual 2010 de Ferrovial centra su apartado de Responsabilidad Social en temas como el respeto a los Derechos Humanos, la lucha contra la corrupción, la mejora de las condiciones laborales y la ampliación del conocimiento del Código Ético entre sus empleados.  Así, la compañía hace constar en el documento que establece en su Código Ético que “toda la actuación de la compañía y de sus empleados guardará un respeto escrupuloso a los Derechos Humanos y Libertades Públicas incluidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos”. El Canal Ético de Denuncias permite a cualquier empleado comunicar situaciones de comportamientos inadecuados o eventuales incumplimientos del Código. Durante 2010, Ferrovial ha puesto en marcha un Buzón de Denuncias en el portal corporativo, que permite a cualquier persona con acceso a Internet informar y documentar posibles irregularidades o comportamientos contrarios a la legalidad o a los compromisos éticos establecidos por Ferrovial. Además, como firmante del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, Ferrovial se ha comprometido a apoyar y respetar la protección de los Derechos Humanos fundamentales reconocidos internacionalmente y a asegurarse de que sus empresas no son cómplices en su vulneración. Este compromiso engloba la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo: la libertad de asociación y el reconocimiento del derecho a la negociación colectiva, la eliminación de toda forma de trabajo forzoso o realizado bajo coacción, la erradicación el trabajo infantil; y la abolición de la discriminación en el empleo.

DERECHOS LABORALES

El controvertido- y delicado- tema del acoso laboral también tiene cabida en el documento. El informe revela que durante 2010, se han recogido un 20% de denuncias por acoso a través del Buzón de Denuncias. La empresa ha realizado para cada una de estas el proceso establecido por el procedimiento, realizando un análisis exhaustivo de la situación para comprobar los hechos denunciados dentro del respeto a la confidencialidad e intimidad de los actores interventores en el proceso.

En la actualidad, la corrupción sigue perfilándose como uno de los principales enemigos del buen desarrollo de la actividad empresarial y sin duda alguna, las compañías que deseen sobrevivir a largo plazo y afianzarse en un escenario económico más sostenible han de recurrir al compromiso y la transparencia para combatir esta lacra tan corrosiva. El Código Ético de Ferrovial prohíbe los sobornos a autoridades y funcionarios públicos, así como también prohíbe a sus empleados dar o recibir de terceros pagos indebidos de cualquier tipo, regalos, dádivas o favores que estén fuera de los usos del mercado o que, por su valor, sus características o sus circunstancias razonablemente puedan alterar el desarrollo de las relaciones comerciales, administrativas o profesionales en que intervengan sus empresas.

También está prohibida cualquier actuación que suponga el ejercicio de prácticas de competencia desleal y se compromete a velar por el cumplimiento de las leyes de defensa de la competencia aplicables en los países donde realiza sus actividades.

PROVEEDORES Y RSC

En relación a la cadena de suministro, cabe decir que durante 2010 Ferrovial se ha relacionado con casi cien mil proveedores y la mayoría de ellos pertenecen a países OCDE por lo que están considerados de bajo riesgo en cuanto al cumplimiento de los Derechos Humanos y la normativa laboral y medioambiental, por lo que no se hacen análisis específicos adicionales al cumplimiento legal.

El Informe Anual asevera que la contratación de proveedores locales es predominante en todos los mercados en los que opera Ferrovial. Por ejemplo, en España (aproximadamente el 73% de los proveedores totales de Ferrovial proviene de la actividad de Construcción y, a su vez, el principal mercado de Ferrovial Agroman es el español) cabe destacar que el 86% de los proveedores son locales y el 14% restante son de otros países.

Debido al abundante uso de la madera en la cadena de suministro de Ferrovial, la empresa exige contractualmente a sus proveedores y subcontratistas la procedencia legal de la madera, es decir, que sea extraída de explotaciones con las debidas autorizaciones medioambientales, así como que se aporte la información documental necesaria para acreditar la legalidad de este producto.

La medición de la huella de carbono también es importante para la multinacional. Recientemente Ferrovial ha dado a conocer por primera vez su huella de carbono en todo el mundo, tras haber creado una metodología para el cálculo de las emisiones. Tras el análisis, la compañía ha cifrado su huella de carbono en todo el mundo en un total de 1.953.510 toneladas de dióxido de carbono y ha comenzado a trabajar en un plan para reducir las emisiones en todas sus actividades con los horizontes de 2015 y 2020.

La organización ha detallado otras divisiones que están llevando a cabo proyectos para reducir estas emisiones: la filial de aeropuertos BBA ha iniciado la construcción de la terminal mas ‘verde’ de Europa en el aeródromo de Heathrow; la filial de servicios urbanos, Cespa, ha reducido las emisiones a través de la captación de biogás en sus plantas de tratamiento y mediante el aprovechamiento en la producción de energía eléctrica. A este respecto, Ferrovial afirma que los analistas han valorado el esfuerzo de la empresa por reducir el impacto ambiental de las actividades, hasta el punto que la compañía ha sido reconocida por Carbon Disclosure Projet (CDP) como la segunda mejor empresa del sector en el ‘Europe 300"