La policía judicial entra en Portugal Telecom

La investigación se centra en la compra de 900 millones de deuda de empresas Espírito Santo.

La policía judicial portuguesa entró en la mañana del martes en la sede de la operadora Portugal Telecom en Lisboa, en el curso de una investigación sobre su inversión en Rioforte, holding de empresas de Espírito Santo, que le ha causado un grave quebranto en la fusión con la operadora brasileña OI.

En abril del pasado año, cuando ya se conocían los problemas del Banco Espírito Santo (BES) y de las empresas de la primera familia del país, PT -donde el BES tenía más del 10% del accionariado- decidió comprar casi 900 millones de deuda de Rioforte. Tanto en el BES, como en Rioforte como en PT distinguidos miembros de la familia Espírito Santo se sentaban en sus consejos de administración.