La inversión en fondos ’alternativos’ en la UE se dispara hasta 5,8 billones

ICNR
Las autoridades de la UE -la ESMA- cree que los fondos de fondos y los fondos inmobiliarios, son donde el supervisor encuentra más problemas potenciales vinculados a la liquidez.
El volumen del sector del sector de fondos de inversión alternativa (FIAs) -que excluye aquellos que tienen activos tangibles como acciones, bonos o efectivo- en la Unión Europea (UE) alcanzó en 2018 un total de 5,8 billones de euros en valor neto de activos (NAV), lo que representa un incremento del 11% en comparación con el año anterior, según los datos publicados por la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA).

Los llamados 'fondos de fondos' representan el 14% de la industria, seguidos por los fondos inmobiliarios (12%), los fondos de cobertura o 'hedge funds' (6%) y los fondos de capital riesgo (6%). La categoría restante de otros, que agrupa a dos tercios de la industria (61%), incluye vehículos con estrategias de renta fija, estructurados y derivados.

Según el informe de la ESMA, la mayoría de los FIA se venden a inversores profesionales (84%), pero la participación minorista es significativa, con un 16%, con la mayor participación en las categorías de 'fondos de fondos' e inmobiliarios, explica el supervisor europeo de los mercados, que enfatiza la menor liquidez de este tipo de inversiones.

Por otro lado, el análisis refleja que los fondos de fondos y los fondos inmobiliarios, con un porcentaje de inversores minoristas del 31% y del 21% respectivamente, son donde el supervisor encuentra más problemas potenciales vinculados a la liquidez.

Un análisis detallado de los riesgos de liquidez de los fondos de inversión alternativa ha resaltado que, especialmente las categorías con el mayor porcentaje de inversores minoristas, son vulnerables a estos riesgos, según el presidente de la ESMA, para quien "los inversores deben tener esto en cuenta al tomar sus decisiones".

La ESMA apunta que los hedge funds, con un peso del 6% en el sector (333.000 millones de euros), representa, sin embargo, el 67% de la exposición bruta de los fondos de inversión alternativa por su creciente dependencia del uso de derivados, lo que expone a estos fondos a riesgos de financiación, puesto que un tercio de su financiación es a un día, aunque el supervisor considera que "el hecho de que cuenten con amplios colchones de liquidez ofrece alguna seguridad".