Reforma fiscal

Los internautas se dividen al valorar la reducción del régimen de módulos para los profesionales autónomos

El Gobierno acumula críticas por prometer una bajada de impuestos para 2015 en la que pocos ciudadanos creen
ICNr

Cada entrega del goteo de noticias sobre la letra pequeña de la futura reforma fiscal sigue dando que hablar entre los internautas. Ayer fue el colectivo de trabajadores autónomos el que se llevó un `susto´, tras el adelanto de que el retoque que prepara el gobierno expulsará a 300.000 autónomos del régimen de módulos, en el que ahora cotizan 700.000 trabajadores. Esta modalidad sólo se mantendrá para los autónomos que se dediquen a actividades cuyos destinatarios directos sean los consumidores, y no otras empresas. Así, quedarán fuera, entre otros, los trabajadores de sectores vinculados a la construcción -como albañilería, fontanería, carpintería o electricidad-, al transporte -mudanzas, distribución o mensajería-, servicios de catering para empresas o jardinería.

La idea es que el sistema de tributación por módulos se mantenga exclusivamente para el pequeño comercio: taxis, peluquerías o bares, además de fontaneros o electricistas que trabajen para particulares. Hay, sin embargo, casos que se salen de ese esquema general, como el de los grandes restaurantes -aquellos que cuentan con más de 50 mesas-, a los que Hacienda también quiere expulsar, debido a que, aunque trabajan para el consumidor final, su facturación es elevada. El Ejecutivo pretende con esta medida reducir la aplicación de un régimen que incentiva el fraude de la emisión de facturas falsas. No se trata de la primera medida en este sentido: a principios de 2013 ya se restringió el uso de los módulos, a través de la Ley de Lucha contra el Fraude, una medida que afectó a 80.000 autónomos.

De otro lado, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también dedicó parte de su tiempo a asegurar que la reforma fiscal -que entrará en vigor en enero de 2015- favorecerá a las familias, estimulará el ahorro y promoverá la contratación y la competitividad. En el marco de la sesión de control del Gobierno, aseguró coincidir en que `ahora toca proceder a la bajada impuestos´, no sin antes volver a justificar las subidas que hizo de IVA e IRPF en la difícil coyuntura en la que encontró al país cuando llegó al poder. `Yo he subido muchos impuestos´, admitió, `pero es que nadie se encontró el país en la situación que me lo encontré yo´.

Rajoy explicó que la reforma que ahora prepara el Gobierno irá `en la línea de lo que hemos hecho en la Ley de Emprendedores´, donde hay una tributación de Sociedades de nueva creación a tipo reducido del 15 por ciento, reducción del 20 por ciento en los rendimientos netos para autónomos que inicien actividades económicas, exención completa para los autónomos en el IRPF por las prestaciones por desempleo, y otras medidas similares. El presidente ha recalcado que a finales de febrero la comisión de expertos creada al efecto entregará al Gobierno sus recomendaciones, y tras su análisis se presentará un proyecto de ley ante las Cortes. Así, según el presidente, a 1 de enero de 2015 `comenzará la bajada de impuestos, que era, efectivamente, aquello a lo que yo me había comprometido con los españoles´.

CRUCE DE ACUSACIONES

Todo este cúmulo de informaciones, más o menos novedosas en cuanto a lo que traerá de la mano la reforma fiscal, se convirtieron ayer en foro en el que criticar la política fiscal del PP, contraria a su programa electoral en particular y a los intereses de los ciudadanos en general. De hecho, ayer se acusó a Rajoy desde el Parlamento de ser el presidente del Gobierno que más impuestos ha subido a las familias a pesar de que prometió bajarlos. Desde la oposición y desde la opinión pública se repitieron acusaciones de haberse alcanzado un nivel `confiscatorio´ de impuestos, perjudicando a las familias y las clases medias y bajas.

De otro lado, los internautas se mostraron poco convencidos de las palabras de Rajoy, al que se acusó de mentir cuando asegura que habrá bajada de impuestos para 2015. Son muchos los ejemplos de `mentiras´ similares en el pasado, o de la presentación de medidas estériles que se anunciaron en su día a bombo y platillo y que, en la práctica, resultaban aplicables de forma muy minoritaria. Por ejemplo, los lectores hicieron referencia a las supuestas ventajas que incorporó la Ley de Emprendedores, prácticamente inexistentes en la práctica empresarial real; o a supuesta eficacia de la flexibilización y el abaratamiento del despido para crear empleo, a través de la reforma laboral. `No me creo nada. Ha hecho lo contrario de lo que prometió, y si existiese alguna justificación para ello, no se ha molestado en darla. Ha despreciado a sus votantes, y ahora toca que sus votantes le desprecien a él´, sentenció un lector.

En cuanto a los cambios en el régimen de trabajadores autónomos, los internautas se mostraron muy divididos en cuanto a la conveniencia de reducir del régimen de módulos: para algunos, se trata de una fórmula diseñada por y para defraudar; para otros, la mayor parte del fraude se esconde en el método de estimación objetiva. `La mayor parte de empresas que operan bajo módulos lo hacen porque saben perfectamente que, pese a pagar más con módulos, tienen la tranquilidad de que no van a tener problemas con Hacienda (prácticamente no hay problemas de interpretación, a diferencia de estimación directa) y de que se pueden ahorrar asesores. Pero aquí se gobierna de cara a la galería y en lugar de decir que el fraude se produce mayoritariamente en estimación directa, como a los analfabetos les ha dado por destripar el sistema de estimación objetiva se le hace caso a los analfabetos´, sentenció un lector.

En la misma línea, `si realmente les preocupase que existiesen facturas falsas en módulos, simplemente pedirían a las empresas en estimación objetiva un listado de las facturas que emiten y reciben hacia estimación directa y ya está´. `No las piden porque saben que realmente no existe dicho fraude o que es minoritario, y porque el inspector está muy cómodo en estimación directa, donde su poder de interpretación es mayor, y por tanto, su capacidad de hacer la vida imposible al contribuyente´.

De otro lado, algunos lectores comentaron justo lo contrario: `Me parece bien, por que mi exjefe, exautónomo ya, ha ganado dinero a espuertas y tributaba en módulos´. `A mí en la oficina se me saltaban los dientes viendo lo que ganaban y lo que tributaban, y encima cuando hacían la declaración de la Renta, les salía a devolver, cuando tenían mucho patrimonio y dinero negro sobre todo, y había más facturas sin IVA que con él -como la mayoría en este país-´, sentenció otro lector. `Yo trabajos con empresas y no hay ni una que se moje con facturas falsas o en negro; sin embargo, pocas veces me dan tickets o facturas en negocios de cara al público...´, apuntó otro.