Los hogares frenan el gasto y ahorran por el temor a una crisis económica

ICNR
Las familias han empezado a contener sus gastos para aumentar su ahorro, un comportamiento que rompe la tendencia de los últimos años.
Los datos de la contabilidad nacional publicados esta semana han revelado que el consumo de los hogares se estancó en el segundo trimestre, el dato más bajo desde el tercer trimestre de 2013, cuando registró una pequeña caída, y la culminación de una tendencia de contención progresiva a lo largo de los últimos dos años.

Paralelamente, la tasa de ahorro de los hogares se situó en el 8,7 % en el segundo trimestre, el nivel más alto desde el segundo trimestre de 2013, también tras un proceso de recuperación emprendido a finales de 2018 que le ha permitido abandonar niveles mínimos históricos.

El cambio de tendencia refleja que la desaceleración de la economía española ha empeorado el optimismo de los consumidores, que han aumentado su ahorro como precaución en previsión de tiempo peores", señala un experto.

Sin embargo, los expertos puntualizan que el ahorro viene de mínimos históricos, por lo que su tendencia natural es a recuperarse, mientras que los datos de consumo recogidos por la contabilidad nacional podrían no reflejar toda la realidad.

Los datos de empleo han mostrado un enfriamiento a lo largo del verano, con la menor creación de empleo en julio desde 2012, la mayor pérdida de empleo en agosto desde 2008 y la menor creación de empleo en septiembre desde 2013.