Madrid, Barça y los canteranos Jesé y Deulofeu

Antonio Cubero
El Real Madrid y el Fútbol Club Barcelona iniciaron ayer los entrenamientos con vistas al curso 2012/13. Lo hicieron en sesione bajo mínimos por culpa de las merecidas vacaciones de los internacionales que disputaron la pasada Eurocopa y otros que se encuentran con sus selecciones olímpicas camino de los Juegos de Londres. Y aunque nadie los echó en dalta tampoco estuvieron dos de sus canteranos, Jesé Rodríguez y Gerard Deulofeu, que ayer llegaron a Madrid procedentes de Estonia tras haberse proclamados campeones de Europa con la selección sub 19. Un torneo que ha servido para encumbrar a estos dos jóvenes futbolistas y también para volver a preguntarnos por qué los grandes equipos, sobre todo el Madrid más que el Barcelona, suelen dar tan pocas oportunidades a sus canteranos.

La conexión entre Deulofeu y Jesé fue todo un precioso recital de fútbol. El veloz y endiablado extremo azulgrana y el goleador madridista fueron fundamentales para doblegar a Grecia, que tuvo su mejor jugador en el gigantón portero Dioudiso. El gol de la `perla´ canaria de la cantera madridista, Jesé Rodríguez, `pichichi´ con cinco dianas y MVP del torneo, plasmó en el resultado la evidente superioridad de los chavales de Julen Lopetegui. Un partido en el que España y Grecia reeditaron la final del 2007 en la que otro sub 19 madridista, Dani Parejo, fue el autor del gol de triunfo Fue aquella la única final helena hasta ahora. No hubo revancha para el equipo griego, resignado al abrumador dominio de los campeones españoles.

La Rojita, como vigente campeona, asumió desde el pitido inicial su condición y no rehuyó la responsabilidad. Llevó siempre la iniciativa bajo la batuta de Oliver Torres (por cierto, el Atlético anda buscando un ‘cerebro’). Como los mayores de Vicente del Bosque, también quiso el balón y su propuesta tuvo siempre entre ceja y ceja la portería helena. La selección griega afrontó la final con la losa y el recuerdo de la derrota en el primer partido de esta competición ante los chavales de Lopetegui.

España siempre fue fiel a su estilo del `tiqui taca´ implantado desde el estado mayor de la absoluta a cualquier categoría del fútbol español. Un estilo envidiado y ya exportado a otros países que, poco a poco, quieren implantarlo en sus respectivos países. Pero, naturalmente, para este fútbol que lleva la `marca España´ hacen falta futbolistas con el talento y la calidad de los nuestros. Una forma de concebir el fútbol que sigue sumando títulos para el fútbol español a nivel de selecciones. Ya es el sexto galardón europeo de La Rojita de los once que se han disputado en la categoría de selecciones sub21. Y lo que es más importante aún ya que para ello es por lo que se trabaja: el futuro de la absoluta está garantizado con la `Quinta de Jesé y Deulofeu´. Es natural que algunos requieran adquirir mayor experiencia y es hasta conveniente, en algunos casos, no precipitar su ascenso porque ello puede ser contraproducente.

Dicen que Jesé Rodríguez es una debilidad de Florentino Pérez. Es intocable a pesar de que se fruta apetecible para los grandes clubes europeos. Sir Alex Ferguson se lo quiso llevar al Manchester United. Después de esta pasada  Eurocopa puede ser que José Mourinho se decida darle una oportunidad en el primer equipo. Tito Vilanova es casi seguro que si se la daría en el Barça siguiendo fiel a la política de cantera. No olvidemos que Pep Guardiola ya lo hizo la pasada temporada con Deulofeu. Lo del Madrid de Mourinho es otro cantar. Tampoco es conveniente exigir a los entrenadores que se vean acuciados por la urgencia de ascender a un canterano porque ello puede ser contraproducente. Pero tampoco es de recibo el caso del Madrid que presume de poseer la cantera más prolífica de España y distribuya a sus jugadores a más de media Liga sea precisamente el equipo que menos disfruta de los jugadores que ha amamantado en sus pechos desde niños.