BOLSERIAS

Más líos (de fondo)

El Ibex 35 sube 0,07% y cierra en los 10.363,9 puntos
Juan José González

Buena excusa para recoger beneficios y poner a prueba algunas valoraciones. La semana arrancó con un nuevo lío, inesperado y personal pero con efectos colaterales. Y si el lío creado por el director gerente del FMI es grave, el momento no lo es menos, pues algunos problemas no admiten más espera. Así lo entienden los operadores que, ante la incertidumbre de un parón en las decisiones optan por deshacer posiciones. La aversión al riesgo muestra que esta a flor de piel cuando sucede algo que no estaba previsto, como es el caso. Los mercados se pusieron en guardia y el dinero se retiró momentáneamente. Aseguran los gestores que el lío de Strauss-Kahn no oculta la complicada fase del ciclo económico, y que si bien las empresas continúan en la línea de mejoría de resultados, también es cierto que los Bancos centrales viven con alarma el avance de una inflación que amenaza la recuperación. Hoy los mercados vivieron un viaje de ida, con pérdidas y salida de dinero en abundancia, y otro de vuelta, de regreso del dinero y de la confianza, lo que no despeja del todo los problemas pendientes en Europa ni las incertidumbres de la economía norteamericana.
· COTIZACIONES

La tendencia alcista de los mercados de renta variable, medida esta a medio y largo plazo, permanece entre los principales argumentos para mantener algunas posiciones, lo que no resta para que a la vista de algún imponderable, se den cita las oscilaciones que provocan la espantada del dinero. En esa coyuntura, el Selectivo se defendió mejor que sus colegas del resto de Europa, donde el sector financiero cerraba con pérdidas generalizadas, mientras en el español BBVA y Banco Santander consiguieron remontar en la última hora de contratación. El resto de los grandes valores, como Repsol, Telefónica e Iberdrola, cerraban con recortes que se pueden calificar de ligeros.

La estrella de la jornada se la llevó Acciona, tras valorar el mercado y las casas de análisis los resultados obtenidos en el primer trimestre y cuyas cuentas se presentaron la semana pasada. BME se mueve cuando al ritmo del sector, y este se encuentra en ebullición, inmerso en movimientos corporativos entre los mercados de Europa y la Bolsa de Nueva York. El gestor español recibió dinero a lo largo de toda la jornada para terminar con avances. IAG colaboró a que el índice español rebotara ligeramente. Y Criteria sigue en el candelero, en un sector que se mueve a golpe de expectativas de futuro, que los analistas tratan de construir a toda velocidad para los nuevos bancos que llegarán al mercado en los próximos meses. Tan sólo dos valores resultaron ser los más afectados por las inclemencias del día: Banco Popular y Gamesa, los dos con un elevado volumen de ventas. Esta última, fue víctima de una recogida de beneficios así como de la incertidumbre derivada de la alianza que firmará mañana con una empresa india. La española recibió una valoración positiva de una casa de análisis.

La apertura en negativo de Wall Street, que hoy valoraba un mal indicador de manufacturas, confirmó la línea de recortes en los mercados europeos, donde el sector financiero se puso a la cabeza de los retrocesos. Un escenario que cambió por completo a falta de media hora para el cierre y que en buena parte fue debido a las declaraciones procedentes de la Comisión Europea, en el sentido de mantener la línea de trabajo en marcha para resolver los problemas pendientes en Europa. Declaraciones que sirvieron para dar seguridad a los mercados y con ellas cambiar el color final de los índices.

En el mercado de divisas, la moneda única europea conoció valores mínimos de siete semanas, consiguiendo finalizar en las 1,423 unidades en su cruce con el dólar. La presión sobre las divisas se reflejó claramente en los precios de las commodities, con un recorte en el precio del barril del petróleo del 1% hasta los 112,28 dólares en la referencia Brent. La onza de oro cedió ligeramente hasta los 1.495 dólares y el euribor cerró en tasa diaria con un avance de cuatro milésimas hasta el 2,145%.