Nueva York investiga préstamos del Santander

ICNr
El Departamento de Consumo de la ciudad de Nueva York (DCA, por sus siglas en inglés) anunció la apertura de una investigación general y “sin precedentes” sobre el mercado financiero de vehículos de segunda mano que afecta al Banco Santander.

En concreto, el DCA indaga presuntas prácticas “abusivas e ilegales” en los préstamos de alto riesgo o subprime (intereses muy elevados y cláusulas muy exigentes por concederse a personas con un historial crediticio poco fiable) firmados por los concesionarios y sus clientes de acuerdo con las financieras.

El departamento ha enviado requerimientos de información a Santander Consumer USA Holdings y a Santander Consumer Funding 3, las empresas financieras de la entidad española, sobre sus acuerdos con los vendedores de coches. El banco declinó hacer comentarios sobre el tema.

La investigación del DCA se une a otra iniciada por el Departamento de Justicia el pasado mes de agosto y por varios fiscales, entre ellos el de Nueva York, Preet Bharara, por el mismo asunto. El temor de las autoridades federales y locales es que muchos de los préstamos, concedidos con información dudosa o falsa sobre los ingresos y la situación laboral de los prestatarios, acaben colocados en fondos de pensiones y aseguradoras, en una repetición de la tormenta de las subprime que provocó la gran crisis financiera mundial.