PITOS para para Nicolás Osuna, consejero en fuga. En menos de un mes -confiesa hoy Osuna a la CNMV-, se ha desprendido de más del 1% del capital. Echa así más leña al fuego del difícil equilibrio y control del consejo del Popular, hoy bajista.