BOLSERIAS

Que me quede como estoy

El Ibex 35 baja 0,15% y cierra en los 8.529,6 puntos
Juan José González

Sin energía ni jugadores con ánimo de tomar partido. La confianza escasea, como el dinero, como las compras. Paradójicamente, la escena recoge un falso optimismo que no se apoya en ninguna base, quizás en la recesión anunciada por las autoridades económicas, mensaje que al parecer ya había sido descontado hace tiempo por el mercado. Lo cierto es que el rally esperado por los inversores, no es fiel a su cita, y si aparece a última hora es probable que se encuentre con la ausencia de corredores. La jornada fue escasa en referencias económicas, si acaso, el indicador inmobiliario Case Shiller en EE UU, peor de lo esperado y que viene a enfriar los ánimos en el sprint final del año en Europa. La banca continúa sufriendo la salida de dinero, en busca de refugios más seguros. Los gestores apuestan por la tranquilidad, la estabilidad y planas, por el clásico virgencita, virgencita… Parece lo más seguro.
· COTIZACIONES

Negocio estrecho con escasas referencias, en la antesala del fin de año y con el mercado de Londres cerrado por festivo, sirven para fijar los límites de una jornada sin pena ni gloria. Se trata de sesiones útiles para hacer balance y, si acaso, limpieza de carteras. Ausencia de tensión ambiental, política y económica. Sensación generalizada de que los gobernantes se aplican en su trabajo y hacer los deberes –que son muchos- pendientes para la próxima temporada. La baja tensión se contagia, o al menos, colabora a que alcance a otros mercados. Es el caso del mercado de deuda, hoy estable para la española con una prima de riesgo en torno a los 349 puntos básicos y en el 5,4% su bono a diez años, alto pero no esta mal. Mal esta el de Italia, en 514 puntos su diferencial con el bund alemán y en 7,08% su bono: son las medidas de un problema que no termina de remitir.

El Selectivo recuperó la actividad tras una jornada de descanso compartida con las bolsas europeas. Buena sesión para Caixabank que hoy pagaba -y descontaba- dividendo, lo que le permite finalizar al frente del indicador mientras el resto del sector bancario ocupa posiciones en zona de pérdidas, con BBVA y Sabadell en terreno de nadie, seguidas de Iberdrola, Telefónica y Santander. Dentro de los grandes valores del Ibex 35, Repsol fue el mejor parado, con avance superior al medio punto porcentual y que refleja las recomendaciones positivas de las casas de análisis. En el lado negativo, BME se apunta el farolillo rojo de la jornada con pérdidas que superan los dos puntos porcentuales.

La apertura bajista de Wall Street en el inicio, y las dudas con tímidos avances después, condicionaron la marcha de los cambios en los mercados de Europa, influyendo de forma clara en el resultado final de Francfort, Paris y el Eurostoxx50, tan planos al cierre como la bolsa de Nueva York. Hoy Londres, como se dijo, no abrió sus puertas por festivo.

En los mercados de materias primas, el barril de petróleo se mantuvo en una línea de estabilidad marcada desde el inicio en el mercado de Londres, con 108 dólares para, al cierre de los mercados de acciones fijar, prácticamente, el mismo precio. La onza de oro, que había abierto la jornada en 1.597 dólares, finalizó en 1.607,5 dólares. En el mercado de divisas, la moneda europea apenas sufrió cambios desde la apertura en Bruselas en 1,307 unidades en su cruce con el dólar, nivel en el que concluyó el día. Y el euribor retrocedió en su tasa intradía 12 milésimas hasta 1,976%.