Repsol prepara exploraciones adicionales en el Golfo de México y busca oportunidades en Rusia

Repsol YPF tiene previsto realizar exploraciones y actividades de desarrollo adicionales en la zona del Golfo de México, donde opera en los campos de Buckskin y Shenzi, y donde dice percibir potencial para nuevos descubrimientos.

Según una presentación realizada en Perú por el responsable de exploración y producción ('upstream') de la compañía, Nemesio Fernández Cuesta, el Golfo de México es una de las nueve zonas identificadas en el planeta para el futuro desarrollo de proyectos de la petrolera española.

Al área de exploración, a la que Repsol atribuye un "alto potencial de crecimiento futuro", la compañía destinará más de 700 millones de dólares (550 millones de euros) en el periodo 2010-2014, y el 60% de este esfuerzo se destinará a los entornos clave identificados por la compañía.

En Rusia, Repsol dice encontrarse en la fase de "identificación de oportunidades", mientras que en Alaska se mantendrá una posición "a largo plazo". En Noruega, la empresa dispone de tres bloques ya concedidos, mientras que en Indonesia cuenta con otros tres, y espera aprobación para dos más.

En cuanto a las regiones más consolidadas, la empresa seguirá desarrollando sus proyectos en Brasil, donde se ha convertido en la tercera compañía con mayor superficie de exploración, y ampliará su presencia por el Caribe.

En Canadá, donde cuenta con una planta de regasificación que distribuye gas a Estados Unidos, trabaja en tres bloques de exploración 'off shore' y aguarda la celebración de nuevas rondas de licitaciones.

Por último, la compañía presidida por Antonio Brufau mira a África interesada en el desarrollo de bloques en Gabón y Angola, al tiempo que trabaja ya en la exploración de recursos en Sierra Leona y Liberia.