S&P rebaja el rating a seis bancos portugueses tras aplicar sus nuevos criterios de calificación

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor´s ha recortado el rating de seis bancos portugueses en el marco de una revisión generalizada con motivo de la aplicación de los nuevos criterios y la nueva metodología en la elaboración de las calificaciones de la banca, según informó la agencia en un comunicado.

Las seis entidades afectadas por esta decisión son, por un lado, Caixa Geral de Depósitos, Banco BPI S.A. y su principal subsidiaria Banco Português de Investimento, que pasan de BBB- a BB+, y Banco Comercial Português, Banco Espirito Santo y su principal subsidiaria Banco Espirito Santo de Investimento, que bajan a BB desde BBB-.

Todas las calificaciones mantienen la perspectiva negativa que se les asignó el pasado 7 de diciembre, junto a la filial lusa del Santander, Santander Totta, en sintonía con la amenaza de rebajar el rating de la deuda soberana de Portugal. 

La agencia recortó el jueves el rating de de diez entidades financieras españolas en el marco de esta misma "revisión generalizada".