Salgado insiste: hay desaceleración pero no se cambiarán las previsiones

Elena Salgado admite la desaceleración del crecimiento económico y descarta cambios en el cuadro macroeconómico

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha admitido que la desaceleración mundial puede acabar afectando a España, aunque el Ejecutivo no tiene previsto revisar sus previsiones macroeconómicas, que aún apuntan a un crecimiento del PIB del 1,3%.

Salgado explicó que la próxima revisión del cuadro macroeconómico se haría con la presentación del Presupuesto, algo que no se hará este año por el adelanto electoral al 20 de noviembre, que obliga a prorrogar el Presupuesto del año pasado.

Sin embargo, apuntó que "no sería descabellado" que la desaceleración económica mundial acabara afectando "ligeramente" a España, aunque sólo "ligeramente", porque el país mantiene un buen ritmo exportador y un impulso en el sector turístico. "Es evidente -añadió- que se está produciendo desaceleración, que no quiere decir recesión".