PALMAS para Emilio Botín y el Grupo Santander porque el mercado ha entendido positivamente su apoyo de 1.250 millones al Abbey y la compra del Sovereing y el valor ha subido en línea con el mercado, casi un 8%. Toda una demostración de confianza