UBS cree que la fusión de Iberdrola y RWE habría sido un movimiento defensivo y lógico

UBS considera que una fusión entre Iberdrola y la alemana RWE habría sido un movimiento "defensivo" y "lógico" en el que la primera habría mejorado su capacidad para orientar las inversiones hacia entornos clave y la segunda habría mejorado su valoración en el mercado, actualmente "deprimida".

En un informe, el banco suizo realiza un "ejercicio hipotético" acerca de esta fusión, que ha sido desmentida por las empresas a pesar de que a comienzos de año sí se produjo un acercamiento posteriormente aparcado para evaluar la conveniencia de esta operación.

La fusión, indica UBS, se realizaría "en papeles" mediante un canje con prima para los accionistas de RWE. El grupo resultante tendría una capitalización de mercado de 55.000 millones y un ritmo de generación de beneficios brutos de explotación (Ebitda) de unos 19.000 millones en 2013.

A Iberdrola, el nuevo socio le aportaría flujo de caja, lo que a su vez le podría permitir impulsar las inversiones en áreas concretas, como Iberoamérica o renovables. Como resultado de la integración, las compañías podrían realizar desinversiones por unos 7.000 millones de euros, señala el banco.