Aplicación `indiscriminada´

Un juez exime de pagar el canon digital a una empresa de informática

Un juez ha eximido a una empresa de informática de pagar más de 18.000 euros a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) correspondientes al canon digital, tras considerar que ésta ha hecho una aplicación `indiscriminada e injustificada´ de esta tasa que grava posibles copias de productos protegidos por la Propiedad Intelectual.

La sentencia da la razón a la empresa de informática, que basaba su defensa en que la SGAE no podía acreditar que los soportes o materiales adquiridos -CDs, grabadoras de CDs, DVDs y reproductores de MP3- y luego vendidos se utilizaran para copiar obras protegidas.

Según el fallo -apoyado por la interpretación del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJCE)-, el método utilizado por la SGAE para determinar las adquisiciones de material entre 1999 y 2004 impedía distinguir los productos vendidos a particulares de los vendidos a empresas o profesionales, por lo que ha considerado `indiscriminada´ la aplicación del canon.

Si bien antes de la era digital esta tasa recaía básicamente sobre la copia privada -uso particular-, ahora los soportes digitales tienen un uso más generalizado y `constituyen instrumentos de trabajo destinados a almacenar documentos propios, comerciales, empresariales, o profesionales, ajenos a la copia privada de obras protegidas por derechos de propiedad industrial´, según el magistrado.

De este modo, el juez ha estimado el recurso de apelación interpuesto por la empresa de informática en marzo de 2007, y la ha absuelto de pagar dicha cantidad.