Unespa cree que la última reforma de las pensiones agotó las posibilidades de "estiramiento" del sistema

La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, ha señalado que la última reforma de las pensiones no ha logrado solucionar el problema, a la vez que ha advertido de que con ella se han agotado todas las posibilidades de "estiramiento" del sistema, de forma que sólo queda como parámetro a modificar la edad de jubilación.

Durante un debate sobre la viabilidad del sistema público de pensiones organizado por "El Economista", González de Frutos ha reconocido que el sector asegurador tendrá que contribuir a diseñar nuevas soluciones, hablar de otro modo al cliente e incluso asumir riesgos si quiere ser partícipe del sistema.

No obstante, ha matizado que es necesario que este debate se traslade "sin alarmismos" al resto de la sociedad, con el fin de que los ciudadanos comiencen a apostar por el mantenimiento del sistema de bienestar.

Además, el director del Obervatorio de Pensiones Caser, Manuel Álvarez, ha insistido en la necesidad de llevar a cabo una nueva reforma de las pensiones, al hacer referencia a la deuda implícita del sistema, cuyo volumen actual es de tal orden que requerería el ahorro de entre el 8% y el 10% del PIB.

Para Álvarez dilatar más tiempo los cambios sería "un error", por lo que ha abogado por un sistema privado complementario como la "única forma posible" de mantener el equilibrio en las cuentas públicas, aunque ha reconocido que el sistema privado español aún es "endeble" y requiere de trabajo y concienciación.

Asimismo, el socio del departamento de Laboral y Seguridad Social de Ernst & Young Abogados, Raúl García, ha coincidido en la necesidad de lograr una combinación del sistema público y el privado para así poder aceptar el coste total soportable de la economía española.

"ESPAÑA YA TIENE UN SISTEMA MIXTO"

Por su parte, el secretario de Seguridad Social y Previsión Social de CC.OO., Carlos Bravo, ha remarcado que en España ya existe un sistema mixto de pensiones contributivas que se financian con las aportaciones, y otras pensiones asistenciales con cargo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Respecto a la importancia del sistema de Seguridad Social, Bravo ha subrayado que para el 19% de la población española las aportaciones del sistema público son su medio de vida, una cifra que podría superar el 30% a partir de 2040.

También ha puntualizado que el aumento de la edad de jubilación no es del todo cierto, al matizar que en España se ha establecido un rango de edades entre 65 y 67 años para acceder a la jubilación, de forma que cada persona tendrá una edad ordinaria propia en función de su esfuerzo de cotización al sistema.

Del mismo modo, ha destacado la importancia de los derechos de información de los cotizantes y ha defendido el impulso de los sistemas complementarios de pensiones, aunque no "cuando siete millones de españoles cobran menos de 1.000 euros mensuales".

BAJAR COTIZACIONES SOCIALES Y SUBIR IVA

Mientras tanto, el vicesecretario de Asuntos Económicos, Laborales e Internacionales de CEOE, Alberto Nadal, ha apostado por consensuar qué prestaciones sociales considera básicas la sociedad española y ver que composición de impuestos se podría implantar.

"La idea de que el impuesto principal recaiga sobre el factor trabajo con más de 5,2 millones de parados es absurda", ha señalado, defendiendo una bajada de las cotizaciones sociales y una subida de impuestos indirectos como el IVA.

Asimismo, ha recalcado la necesidad de reforzar el ahorro privado, y ha planteado la posibilidad de que los trabajadores intercambien coste de despido por planes de pensiones privados de carácter colectivo, con el fin de aumentar la eficiencia del sistema financiero español.

Por último, el portavoz de CiU en el Pacto de Toledo, Carles Campuzano, ha resaltado que la reforma que se llevó a cabo en junio ya contempla la posibilidad de que el sistema de pensiones se financie vía impuestos generales, aunque ha subrayado que habrá que "hilar fino".

"Yo creo que si se quiere que la previsión social complementaria crezca y concienciar a la sociedad en este campo, el discurso basado en el tremendismo sobre el sistema público de pensiones no ayuda sino que provoca resistencias", ha concluido.