Un juzgado condena a Santander a abonar retroactivamente impuesto y gastos de las hipotecas

ICNR
El banco deberá abonar al cliente los gastos de notaría, registro, gestoría e impuesto de Actos Jurídicos Documentados.
El juzgado de Málaga ha dictado una sentencia en la que condena a Banco Santander a abonar 1.990,31 euros por los gastos de notaría, registro, gestoría e impuesto de Actos jJrídicos Documentados al declarar nula la cláusula financiera incluida en un préstamo hipotecario de junio de 2014. 

En la sentencia, dictada el pasado 12 de noviembre por el Juzgado de Primera Instancia de Málaga y contra la que cabe recurso de apelación, se señala que el pago del impuesto de actos jurídicos documentados debe recaer en la entidad prestamista porque la disposición del Gobierno "resuelve una laguna interpretativa" y, por tanto, y en cuanto tal, es "tácitamente retroactiva".