edición: 3073 , Viernes, 23 octubre 2020
El BCE siembra la alarma del riesgo de liquidez

El Banco de España propone un cortafuego que evite una nueva crisis financiera

logo Las autoridades bancarias ya dan por hecho que más de la mitad de las empresas españolas cerrarán el año con pérdidas y que difícilmente se recuperarán hasta bien entrado 2021

Juan José González
Numerosas declaraciones de los primeros espadas del sector financiero español, así como también de las autoridades supervisoras, confirman la evidencia de los riesgos que ya parecen dibujarse en el horizonte, consecuencia de la prolongada depresión que provocará la pandemia en el sector financiero. Las referencias del presidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, alertando sobre algunos posibles riesgos futuros -más bien a la vuelta de la esquina, abril de 2021- de liquidez y la persistente baja rentabilidad del sector bancario subrayada en otras declaraciones del Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, confirman un escenario de alto riesgo para el sector en los próximos meses que obligará a las autoridades financieras a solicitar a las entidades bancarias algunos sacrificios y al Ejecutivo a acelerar las reformas estructurales pendientes. Porque hoy los bancos se mueven en un entorno de máxima incertidumbre que convive con un deterioro permanente y sin pausa de la actividad económica. Algunas cifras sirven para ilustrar que ese deterioro, antes que estabilizarse, se agrava: el avance de la morosidad bancaria en agosto es un primer elemento para valorar la situación del sector y de la economía real al recoger la situación de necesidad de las empresas y la incapacidad de muchas de ellas para hacer frente a los pagos y el nivel de la deuda pública en ese mismo mes registra un récord en 1,3 billones de euros.
Leer más...

El banco central de Turquía mantiene el tipo de los ’repo’ y la lira turca cae un 2% ante el dólar

logo Los inversores esperaban que el emisor mantuviera la línea de una política monetaria ortodoxa

Carlos Schwartz
El Banco Central de Turquía anunció que mantendrá sin cambios los tipos de interés para los créditos con garantía de activos a una semana y la reacción inmediata de los mercados de cambios fue atacar a la lira turca que cayó un 2% ante el dólar. La decisión dejó claro a los analistas que el gobierno de Recep Tayip Erdogan no piensa dejar al Banco de Turquía en manos de sus técnicos y que la política monetaria la dicta el Gobierno desde Ankara. El año pasado el presidente destituyó al Gobernador del banco central tras serios enfrentamientos en torno a la política monetaria. Erdogan es partidario de bajos tipos de interés para acelerar la actividad económica del país sobre la base del crédito barato como ha hecho en periodos previos a  pesar de una alta tasa de inflación. Esa política monetaria le ha servido para amortiguar el severo golpe económico montado sobre las espaldas de la Covid-19, pero al mismo tiempo ha generado serios problemas al tipo de cambio de la lira turca. La presión internacional para una devaluación de la lira, es decir un ajuste a la baja y un incremento de tipos de interés para atraer capitales, se hace sentir nuevamente con intensidad. En la última semana de julio la moneda recibió un duro golpe en su cotización frente al dólar a pesar de la política de intervención ordenada por el banco central para sostener la moneda.
Leer más...

Toque de Tentenublo

BBVA con la poli en casa

Si el asesor legal tropieza, el cliente se estrella con él y además paga y/o se va a la cárcel. La práctica se viene encargando de que la ley de la causalidad no decaiga y se mantenga en vigor, fresca y dispuesta para su aplicación. De ello se están enterando ahora en el BBVA, donde pintan bastos en el feo asunto que atenaza al banco y salpica y merma cada día su reputación y gobernanza, una dinámica perversa y destructora (autodestructiva) que hiere a muchos por culpa de muy pocos.

La táctica de los abogados del banco parece haber patinado en su particular juego de estrategias legales para conflictos con un juez, en este caso, Manuel García-Castellón, que sigue dándole vueltas a la otra estrategia del metido en problemas Villarejo. El asesor legal del banco había pensado que el juez se conformaría con los papeles del forensic, suerte de caja negra, taquímetro o libro de registro de órdenes y demás de todas las andanzas de los implicados en el muy feo affaire. Pero no, la selección de la caja negra aportada por BBVA no coló.

Malo es cuando un juez duda, y peor, nefasto es cuando sospecha y recela sobre algo que le huela a gato encerrado. Así que ahora, ha decidido encargar a la policía especializada, los de asuntos internos, expertos en buscar todo lo que se pierde o parece perdido, que entren en la casa del casero, busquen y encuentren al gato. El félido, como buen gato, es de pelaje espeso y lengua áspera, muy hábil y escurridizo, así que la caza será laboriosa y tediosa, pero da igual porque en ese terreno los de asuntos internos lo bordan.

Y si malo es cuando un juez se mosquea, peor aún es cuando la policía sospecha de burla o misterio, pues aquel y estos se vienen arriba para emplearse a tope. Para el banco esta situación es la peor de lo peor: tener a la policía en casa, en la cocina, en el salón, habitaciones y servicio es una tortura y será un sinvivir para los empleados y para la vida normal del banco, que sería lo suyo. Entretanto, accionistas, inversores, clientes, supervisores y demás autoridades observan a la entidad como un problema en sí mismo, atrincherados los dueños del félido para mayor divertimento de don Francisco González.

Leer más...
Observatorios

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...